BIENVENIDOS

Este Blog tiene como objetivo formar a todos los interesados en esta realidad social las bandas juveniles

bandasjuveniles@hotmail.com

lunes, 1 de noviembre de 2010

Incidentes Osasuna Logroñes


Atacados en Logroño los ultras riojanos que acudieron a Tajonar
El grupo de aficionados ultras riojanos que el pasado sábado acudió a presenciar el partido en Tajonar entre Osasuna Promesas y Logroñés fue atacado a su regreso a la capital riojana cuando se encontraban en una cafetería que utilizan como sede. Los atacantes, según fuentes policiales, fueron entre 20 y 25 personas que accedieron al establecimiento con las caras tapadas y que tras lanzar al interior diversos objetos contundentes, abandonaron el lugar. El ataque no causó heridos.
Los hechos se produjeron sobre las 20.30 horas del sábado en la cafetería Los Ángeles, ubicada junto al nuevo estadio de las Gaunas, en la avendia La Sierra. En el interior del establecimiento se encontraban en esos momentos unos 20 ultras de la Unión Deportiva Logroñés, que acababan de regresar de Pamplona tras presenciar la derrota de su equipo contra el filial de Osasuna.
Desde fuera del local, un nutrido grupo de personas encapuchadas comenzó a lanzar piedras contra las lunas y a reclamar a los hinchas riojanos que salieran, según el testimonio de la camarera que presenció la escena. Cuando lo hicieron, los ultras del Logroñés fueron recibidos por una lluvia de objetos contundentes que les obligó de nuevo a meterse dentro del establecimiento y a reclamar la presencia policial. Los agresores, que pudieron desplazarse a Logroño en varios vehículos particulares, abandonaron el lugar antes de que los agentes llegaran al lugar.
No hay evidencias que vinculen la autoría de estos hechos con ningún grupo concreto, aunque los atacados aseguraron que habían sido seguidos desde la capital navarra. Durante el partido, estos aficionados riojanos, que el mes pasado protagonizaron serios altercados en un desplazamiento a Vitoria, llevaron a cabo cánticos ofensivos contra Osasuna, aunque la escolta que el Cuerpo Nacional de Policía realizó con el grupo de ultras evitó incidentes mayores.
Cabe recordar que el 22 de septiembre estos hinchas cruzaron y quemaron contenedores en Vitoria, causando destrozos en el mobiliario urbano y en algún comercio. Hubo tres detenidos.